El Maresme y sus castillos

Tras la crisis provocada por el Covid19 y el consiguiente confinamiento en casa durante días, las familias con niños pueden dedicar una parte del tiempo que deberán pasar juntos a preparar planes para cuando finalice el confinamiento.

En el Maresme hay muchos lugares que merecen una visita y en los que los niños lo pasarán estupendamente. Una alternativa fantástica en una comarca con tanta historia y tanto patrimonio es la de ir a conocer alguno o algunos de los castillos medievales que tenemos en el Maresme.

Castell de Burriac, Cabrera de Mar

Podemos empezar por el Castell de Burriac en Cabrera de Mar, que  sigue presidiendo la comarca del Maresme desde lo alto de una loma de 400 metros de altitud. El Castell de Burriac está en ruinas, pero su estructura ha sido consolidada por lo que es posible visitarlo. La torre del homenaje, parte de las murallas y algunos muros han sobrevivido al paso del tiempo. Tan solo por las vistas ya merece la pena la ascensión. Para acceder hasta él hay más un itinerario aunque el más asequible es el que empieza en el centro de Cabrera de Mar.

Castell de Burriac

Castell de Vilassar de Dalt

El Castell de Vilassar de Dalt tiene su origen en el siglo X como torre de vigilancia y fue adquiriendo la forma actual durante los siglos XIV y XV y a partir del XVI entró en decadencia. Consta de varios recintos. En uno destaca la capilla de la Santísima Trinidad, del siglo XVII. En otro la torre del homenaje, cilíndrica y una torre cuadrada en el costado de la portalada. Las ventanas góticas son del siglo XV. En 1931 fue declarado monumento histórico artístico, siendo restaurado en el año 1950.

Castell de Vilassar de Dalt

¿Buscas una casa de lujo en Barcelona?

En BestMaresme disponemos de una gran oferta en las zonas más exclusivas del Maresme. Somos expertos en propiedades de lujo en poblaciones como Cabrils, Premia de Dalt, Vilassar de Dalt o Llavaneres. ¿Está buscando una casa de lujo para comprar o alquilar en la Costa de Barcelona? Visítanos o contacta con nosotros.

Castell de Dosrius

Edificado sobre una colina, los orígenes del Castell de Dosrius  se remontan al siglo XI. Actualmente se pueden ver restos de sus muros. Al parecer, se trataba de un castillo de planta rectangular, de dimensiones no muy grandes. Es uno más de los castillos maresmenses que tiene la categoría de Bien Cultural de Interés Nacional.

Castell de Dosrius

Castell de Montpalau, Pineda de Mar

Esta antigua fortaleza fue erigida en la cima de la colina de la que recibe el nombre, Montpalau, en el macizo del Montnegre. Se edificó sobre un asentamiento ibérico y está documentado desde mediados del siglo XI. Los restos que se conservan hoy en día son dos recintos amurallados: uno de la antigua fortaleza medieval y el otro del siglo XV. El conjunto está declarado Bien Cultural de Interés Nacional y es visitable.

Castell de Palafolls

Situado a una montaña de unos 200 metros de altura, esta antigua fortificación dominaba una enorme extensión de terreno. El castillo está documentado desde el siglo XI, y es Bien Cultural de Interés Nacional. Sus restos se pueden visitar concertando día y hora en la Oficina de Turismo de Palafolls.

Castell de Palafolls (foto: Castell de Palafolls (foto: Carlos Pino Andújar)

 

Valora este post

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *