Sagrada Familia

La estrella de la Sagrada Familia nació en el Maresme

El 8 de diciembre de 2021, coincidiendo con la festividad de la Inmaculada Concepción, se encendía por primera vez la estrella que corona la torre de la Virgen de la Sagrada Familia de Barcelona. Fue un acontecimiento que se transmitió a todo el mundo. Desde ese momento la estrella ilumina cada día el cielo barcelonés. Una estrella que, en buena parte ha sido fabricada en el Maresme, concretamente los 123 vidrios por los que está formada. Veamos.

Todo empezó en el ya lejano año 2007 cuando David Gibernau, maestro artesano vidriero de Mataró (Capital de la Comarca del Maresme), copropietario con su hermana de Tot Vidre Gibernau, una empresa artesana dedicada a la realización de trabajos con vidrios y espejos, recibió una llamada de los arquitectos de la Sagrada Familia. Los arquitectos le solicitaban una serie de muestras de vidrio texturado para estudiar la posibilidad de que fueran quienes fabricaran los vidrios de la estrella de María.

En lo alto de la Torre de la Virgen, se ve la estrella iluminando el cielo de Barcelona

Aquella solicitud del año 2007 se convirtió en un encargo que se gestó entre diciembre de 2020 y enero 2021. 123 vidrios fabricados en un breve espacio de tiempo mediante un esmerado proceso. Son vidrios de 6 milímetros, más o menos como los que tenemos todos en las ventanas de nuestros hogares, sometidos a un proceso de texturización en un horno a 840ºC con dos horneados posteriores, uno para aplanar el vidrio y el otro para suavizar el matizado realizado en frío. En pocas palabras cada uno de los 123 vidrios que constituyen la estrella ha pasado más 60 horas en el horno.

Una vez realizado este proceso, en otra empresa se les aplicó un tratamiento industrial para templarlos y adherirles otros dos vidrios delante, con el objetivo de prevenir la caída de trozos en caso de rotura.

En una entrevista publicada en La Clau, David Gibernau muestra su emoción por haber participado desde Mataró en una empresa tan simbólica:

“Es evidente que trabajar para realizar una pieza tan emblemática como esta comporta una gran responsabilidad, pero también una gran satisfacción personal. Para mí ha sido un homenaje a mi padre, de quién aprendí mucho de lo que sé del mundo del vidrio; y también a los artesanos que hacen su trabajo y que muy pocas veces se sabe quién son.”

Sin embargo ésta no ha sido la única colaboración de la empresa mataronense Tot Vidre Gibernau con la Sagrada Família. Hace un tiempo, a petición del departamento de arquitectura de la Sagrada Familia, llevó a cabo todo el proceso de R+D de los que en teoría tenían que ser los vitrales y de unas piezas florales con tres dimensiones que llenarían y complementarían la obra con cerámica del escultor Etsuro Sotoo en la torre de Jesucristo, la más alta del templo. Tras muchas reuniones los arquitectos tomaron la decisión de no colocar vidrios decorativos de color y dejar toda la torre con los vidrios transparentes.

¿Buscas una casa de lujo en Barcelona?

En BestMaresme disponemos de una gran oferta en las zonas más exclusivas del Maresme. Somos expertos en propiedades de lujo en poblaciones como Cabrils, Premia de Dalt, Vilassar de Dalt o Llavaneres. ¿Está buscando una casa de lujo para comprar o alquilar en la Costa de Barcelona? Visítanos o contacta con nosotros.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *