Fábrica ANís del Mono

Edificios emblemáticos (II)

Badalona y la fábrica de Anís del Mono

El Anís el Mono se vende en una botella que durante décadas ha puesto música a la Navidad de muchos hogares. Y dulzor a las sobremesas. Desde finales del siglo XIX este licor se elabora en Badalona, en un edificio que en el 2007 fue declarado patrimonio histórico. No es para menos puesto que la fábrica de Anís de Mono se ha conservado por su valor artístico y patrimonial y es una joya modernista de Badalona.

Además de anís la fábrica destila modernismo. Desde la sala de destilación donde todavía hoy se elabora artesanalmente el anís, hasta el despacho del gerente o el archivo conservan todo el sabor de una época. Aquí hemos de incluir el mobiliario de madera diseñado por el arquitecto badalonés Joan Amigó i Barriga. A principios del siglo XX la marca se hizo famosa impulsada, entre otras cosas, por los carteles publicitarios dibujados por el artista Ramon Casas.

Sala de archivo de la fábrica Anís del Mono

Badalona tiene una relación muy estrecha con la fábrica de Anís del Mono. El 7 de julio de 2012 se inauguró en el paseo Marítimo, junto al Pont del Petroli, una estatua en honor a la marca que representa el mono de la etiqueta, está esculpida en bronce y pesa 200 kilos. En pocos años este mono ha pasado a formar parte del paisaje y a ser muy estimado por los badaloneses. Actualmente la fábrica Anís del Mono es propiedad de la empresa Osborne y puede visitarse con cita previa en el Museo de Badalona.

Anécdotas

La historia del Anís del Mono está llena de anécdotas. Empezando por el origen del nombre de esta bebida. Vicente Bosch, el fundador, recibió en una ocasión como regalo un simpático mono procedente de América que fue el que acabó dando nombre a la marca. La clásica botella de cristal adiamantado que ha acabado convirtiéndose en un estándar en las botellas de anís también tiene su historia. Vicente Bosch andaba buscando un regalo para su esposa en el transcurso de un viaje a París. Al final le compró un perfume cuya botella acabó inspirándole la botella para su bebida.

La etiqueta del Anís del Mono es todo un clásico presente por toda la fábrica

La vena artística de Vicente Bosch le llevó a convocar en 1897 un concurso de carteles (el primero que se hacía en España) que ganó Ramon Casas. El rostro del mono de la etiqueta tiene unos rasgos humanoides basados en el del mismísimo Charles Darwin, un guiño al debate sobre la evolución que tenía lugar en aquel momento.

En años posteriores la marca de Badalona sirvió de inspiración para sus obras a otros artistas reconocidos como Gris o Picasso.

¿Buscas una casa de lujo en Barcelona?

En BestMaresme disponemos de una gran oferta en las zonas más exclusivas del Maresme. Somos expertos en propiedades de lujo en poblaciones como Cabrils, Premia de Dalt, Vilassar de Dalt o Llavaneres. ¿Está buscando una casa de lujo para comprar o alquilar en la Costa de Barcelona? Visítanos o contacta con nosotros.

 

Edificios emblemáticos (II)
5 (100%) 1 vote

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *